Cada vez hablamos más de la conciliación de la vida personal y profesional, y a menudo se señala a determinadas empresas como paradigma de la conciliación en nuestro país. Normalmente son las grandes compañías que trabajan en un contexto internacional las que más apuestan por este tipo de medidas, pero no son las únicas.

Antes de ver algunas de las iniciativas de conciliación que más triunfan, pongámonos en contexto.

Panorama  del “presencialismo” en España

Lo que muchos denominan cultura del “presencialismo”, es decir, la creencia de que asistir a la oficina o puesto de trabajo (cuantas más horas mejor), es lo más importante independientemente de la productividad, sigue calando hondo en España.

Según el Informe de Evolución de la Familia Europea en 2014, del Instituto de Política Familiar, recuperado por El País, en España el horario se establece de manera inamovible en el 88,2% de empresas, frente al 44,8% de Finlandia, donde disponen de mayor flexibilidad horaria.

Y precisamente es el horario, el factor que mayores problemas de conciliación plantea. Un 36 % de la población entre 35 y 49 años declara tener problemas de conciliación, según un estudio de la Fundación Pfizer sobre la conciliación laboral, personal y familiar de 2014 . Cuando se pregunta si cree se que en España hay más problemas de conciliación que en Europa, el porcentaje de dispara hasta el 62,1% de respuestas afirmativas. Se achaca principalmente a horarios mal planificados (22%) y a la escasez de ayudas (15,5%).

Más allá de flexibilizar el horario, se pueden implementar medidas que aporten oxígeno a los empleados y repercutan favorablemente en su productividad. Estas son algunas de las que han adoptado algunas empresas del IBEX 35, según los datos que proporciona El Mundo.

 

Medidas de conciliación en el IBEX

  1. Flexibilidad de entrada

Casi todas las empresas de la bolsa española ofrecen un horario de entrada flexible. Por ejemplo, los trabajadores de la sede corporativa de Endesa, pueden elegir entrar entre las 7:30 y las 9:00 h y salen a las 17:30 h, en función del tiempo que tomen para la comida. De forma parecida, en Acciona disponen de una hora de margen para entrar y salir, y en el Banco Santander, mientras se cumpla con la jornada, se puede entrar entre las 7:30 y las 10:00 h de la mañana.

  1. Flexibilidad en la hora de la comida

Muchas empresas contemplan dos horas de intermedio a mediodía, un tiempo que a muchos se les puede hacer eterno, pensando en las cosas que harían si comiesen en la mitad, o incluso en la cuarta parta de ese tiempo. En este sentido, Ferrovial estipula un permiso para comer que varía entre un mínimo de 30 minutos y un máximo de una hora.

  1. Teletrabajo

Ya hemos hablado largo y tendido de las posibles ventajas del teletrabajo. Esta disciplina puede desarrollarse a tiempo completo o, como hace Repsol, sólo con un porcentaje del tiempo. La petrolera ofrece a sus empleados varias modalidades de trabajo a distancia: uno o dos días completos, un viernes y dos tardes o el 20% de la jornada laboral.

  1. Jornada intensiva los viernes

A cambio de ampliar la jornada 15-30 minutos cada día de lunes a jueves, muchas empresas permiten a sus empleados salir de la oficina a las 14:00-15:00 los viernes.

Gracias a esta medida, Iberdrola calcula que ha permitido ganar medio millón de horas de productividad.

  1. Banco de horas

El Banco Santander permite a sus empleados comprar vacaciones (en función de su sueldo). Otras empresas ponen a disposición de sus trabajadores formas de hacer recados de modo telemático (ir a la farmacia, a la tintorería, etc.).

De un modo similar, grupos como Red Eléctrica de España establecen una “bolsa de horas” para que el empleado disponga de ellas, siempre con el permiso de su responsable.

Medidas de conciliación en las PYMES

Muchos esgrimen que las PYMES, que representan el 99% del tejido empresarial del país, no disponen de los recursos suficientes para implementar este tipo de prácticas. Sin embargo, muchas pequeñas y medianas empresas demuestran que su tamaño puede ser una ventaja a la hora de adoptar medidas de flexibilidad laboral.  Veamos serie de ejemplos que nos aporta Expansión:

  1. Stop Stress:

Ubicada en Soria, esta firma especializada en en desarrollo de programas de motivación de equipos para empresas, da libertad total de horarios, mientras se cumplan los objetivos y vacaciones obligatorias. Las reuniones de Stop Stress siempre se hacen por videoconferencia y los empleados reciben bonus en forma de regalos para mejorar su motivación.

  1. NAE

En esta empresa ofrecen un horario laboral orientativo de 9 a 6 y de 9 a 15  horas los viernes, que siempre puede flexibilizarse mientras los objetivos estén cumplidos. Además, en NAE también apuestan por el trabajo a distancia. Por otro lado, un 5% del salario es en especie y el trabajador elige la forma de retribución.

  1. Fundación Servicio Valenciano de Empleo

Establece un horario intensivo con jornada hasta las 15 horas, si bien, se acuerda que en los picos de trabajo se empleen una o dos tardes a la semana. Además, los empleados de la Fundación Servicio Valenciano de Empleo cuentan con 42 horas al año de libre disponibilidad y la posibilidad de teletrabajar, al menos para el equipo de dirección.

  1. Grupo Spano del Levante

Los diez empleados de esta PYME murciana disponen de un sistema de turnos rotativos con horario intensivo. De este modo, en Grupo Spano del Levante consiguen cubrir un amplio espectro de horas disfrutando de más tiempo libre de forma continua.

¿Qué te han parecido estos ejemplos? ¿Tenéis alguna medida de conciliación en vuestra empresa? ¿Te parece que alguna de las iniciativas que hemos visto sea del todo inviable en tu caso particular?